La Hipnosis y el maravilloso mundo del subconsciente humano

Definición de Hipnosis

Para aquellas personas que les vienen a la cabeza ciertas ideas sobre la hipnosis como control sobre las personas deben saber que están completamente equivocados.

¿La hipnosis es real?

La hipnosis es posible pero no de la manera que estamos acostumbrado a ver en los shows televisivos o en el teatro.

Esa manera de ver la hipnosis donde el individuo hipnotizado esta a merced del hipnotizador es completamente falso ya que en el estado hipnótico somos completamente conscientes de nuestros actos. 

Podríamos dar una respuesta a la pregunta sobre si la hipnosis es verdad o mentira teniendo en cuenta de que la hipnosis de entretenimiento tiene su parte de verdad.

Tiene parte de verdad porque induce al individuo a un estado de trance en el que se encuentra mas relajado donde las órdenes del hipnotizador llegan directamente al subconsciente pero siempre consciente de lo que se le esta transmitiendo.

Esa es la parte de verdad que hay en la hipnosis que vemos en la televisión pero, como ya dijimos anteriormente, todo lo demás es completamente falso.

Una persona hipnotizada no deja nunca de ser consciente de sus actos y no va a realizar una acción que el no quiera hacer. Por lo tanto, podemos responder a la pregunta ¿Existe la hipnosis? con un rotundo SI

Este trance forma parte de la psicología moderna y es utilizado para resolver infinidad de problemas en el ser humano.

Antiguamente, no había la cantidad de información de  la que disponemos actualmente y por ello, las creencias erróneas sobre la hipnosis estaban muy arraigadas y a día de hoy, aunque en menor medida, siguen latentes.

Para ayudaros a quitar ese miedo que ha pasado de generación a generación voy a tratar de responder a las preguntas recurrentes sobre los fenómenos hipnóticos.

¿Si alguien me ha hipnotizado y se muere, me quedaré hipnotizado toda la vida?

Las personas hipnotizadas pueden salir del “trance” de la misma manera que cuando estamos soñando. No te vas a quedar hiptonizado para siempre ni mucho menos.

 Los únicos posibles peligros que podemos encontrar en la hipnosis se pueden encontrar en la rama de la hipnosis regresiva 

¿El hipnotizador puede hacer contigo lo que quiera, puede obligarte a hacer cosas que no quieres?

No, y rotundamente no. Una persona que se encuentra en estado hipnótico es consciente en todo momento de lo que está ocurriendo. Por lo que puede dar por finalizada la sesión en el momento que lo desee.

¿Qué es la Hipnosis?

Básicamente, la hipnosis es un estado alterado de consciencia en donde el cliente tiene una predisposición  a escuchar al hipnotizador para que éste le guíe hacia donde el cliente quiere llegar.

Se trata de un fenómeno muy complejo donde la psicología  y los estados de consciencia juegan un papel muy importante.

En otras palabras, el hipnotizado se encuentra muy relajado escuchando al guía dándole el poder para hacer experimentar al paciente un estado alterado de la realidad.

A través de la historia, siempre se ha pensado que las personas propensas a ser hipnotizadas eran aquellas muy sugestionables.

Actualmente, este estado mental se le puede realizar a cualquier persona que esté dispuesto a volar en su imaginación  y no coloque barreras mentales que le impidan salir de su cuerpo.

¿Que significa la palabra Hipnosis?

La palabra Hipnosis viene del griego donde hace referencia a un estado de somnolencia ya que es el estado en el que se encuentra el individuo hipnotizado como en una especie de trance en el que prima la sugestión y el estado receptivo del individuo.

Literalmente, la palabra hipnosis significa “adormecer (ὑπνοῦν)”.

¿De donde viene la Hipnosis, el origen?

No se sabe exactamente el origen de la Hipnosis, lo único que se conoce a través de estudios científicos es que desde el principio de la humanidad, las diferentes culturas usaban a su manera, métodos de hipnosis para fines curativos.

Existen datos sobre civilizaciones antiguas como los persas o griegos que usaban la hipnosis para curar a su gente de diferentes enfermedades.

A partir del siglo XVIII ya se inicia el primer estudio que trataba sobre un estado psico-fisiológico que más adelante se conocería con el famoso término de la hipnosis.

La palabra hipnosis viene de “Hipnotismo”, fenómeno que bautizó el médico James Braid al descubrir accidentalmente que cuando sus pacientes se quedaban mirando fijamente una luz, James Braid notaba como los globos oculares se movían de arriba debajo de una forma que le recordó a La Fontaine.

En ese momento James se dio cuenta de que los pacientes entraban en una especie de consciencia alterada mirando esa luz.

¿Cómo funciona la Hipnosis?

Para que una persona pueda realizar una sesión de hipnosis con éxito debe de abrir su mente y no oponer resistencia mental ante los efectos que le va a producir en ella.

Una vez que una persona entra en estado de hipnosis, se accede a un estado de trance en el que las palabras del guía entran directamente al subconsciente de la persona hipnotizada.

Por ello, esta herramienta resulta una manera muy efectiva para una comunicación directa con el yo interior del paciente.

La gente no es consciente a ciencia cierta de la capacidad de poder y control que tiene en sus vidas la inconsciencia.

Esta demostrado que somos de una determinada manera en la edad adulta debido a una serie de sucesos, hábitos y vivencias que hemos tenido en el pasado y que ni siquiera sabemos desde la mente consciente pero, aunque no las recordemos, las tenemos grabadas en el subconsciente y nos pueden impedir hacer ciertas tareas o pensar de determinada manera.

Uno de los mitos más extendidos de la hipnosis dice que las personas que no son sugestionables no puede ser capaces de realizar una sesión de hipnosis con éxito pero es erróneo.

Por eso se le llama mito. Sin embargo, hay que añadir que una persona sugestionable y de mente abierta es más probable que tenga una hipnosis éxistosa ante una persona que no es sugestionable y no cree en este tipo de terapias.

Por ejemplo, cuando usamos la hipnosis para dejar de fumar, la persona tiene el cerebro en un estado muy receptivo y las palabras del terapeuta llegarán directamente al subconsciente consiguiendo así que las órdenes recibidas sean mucho mas efectivas.

¿Realmente funcionan las terapias con hipnosis?

Definitivamente la respuesta es un SI pero cogido con pinzas. Es decir, la hipnoterapia funciona dependiendo el tratamiento.

Una sesión de hipnosis terapéutica no te curará un cáncer, pero es posible que ayude a esa persona a tener otro tipo de mentalidad y enfrentarse de una manera más sencilla y saludable a ese tipo de problemas.

Este tipo de terapias están enfocadas para tratar problemas con la ansiedad, tipo de fobias, depresiones, dejar de fumar, entre otros.

Normalmente, son terapias de una duración corta de entre una hora y media o dos horas por sesión con un máximo de sesiones variable dependiendo del problema a tratar.

En este video podemos ver una sesión de hipnosis real donde se utilizan técnicas de terapia rapida y Programación Neurolingüística.

¿Cuantas sesiones de hipnosis son necesarias?

Como hemos dicho anteriormente, las sesiones de hipnosis dependen en gran medida del problema a tratar y de el terapeuta que este realizando el tratamiento. además del tipo de persona.

De carácter general, insisto en que puede variar dependiendo de el tratamiento y el terapeuta. Las sesiones tienen una duración aproximada de una hora y media con un mínimo de tres sesiones.

En la primera sesión se conoce al paciente y  puede resultar la sesión mas importante ya que es la base desde donde el terapeuta debe trabajar.

En esta sesión se le hace preguntas sobre sus objetivos, metáforas que calen en el interior del paciente y una serie de pautas que deberá seguir desde el principio. 

En algunos casos, se entregarán una serie de audios para escuchar por las noches para reforzar las nuevas conductas adquiridas durante las sesiones de hipnosis.

En la segunda sesión es donde se utiliza la herramienta de la hipnosis para inducir al paciente a un estado de relajación o “trance” accediendo al subconsciente para implementar las nuevas conductas y hábitos, o para eliminar aquellos pensamientos no deseados.

Esto depende completamente del objetivo por el que se haya sometido a hipnosis. En el caso de una terapia para adelgazar, la segunda sesión puede consistir en introducir los nuevos hábitos alimenticios y una serie de mensajes para controlar la ansiedad con la comida.

También puede introducir una banda gástrica virtual en la segunda sesión por la que el estomago del paciente se reduce de forma mental y de esta manera, se sacia antes.

Las sesiones posteriores consisten en un control y ayudas, además de problemas que puedan ir surgiendo en el tratamiento o para reforzar los nuevos cambios. Cada terapeuta y cada tratamiento varía en gran medida, vuelvo a insistir.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…